De origen herreño, Blanca Casañas nace en la isla de Tenerife en cuya universidad obtiene la licenciatura en Psicología al tiempo que cursa sus estudios de canto en el Conservatorio Superior de Música de Santa Cruz de Tenerife. Su potencial vocal y su marcada personalidad en los escenarios, unido a la innata
elegancia que le imprime habitualmente a sus actuaciones, la han convertido en una de las cantantes más sólidas, sensibles y admiradas del panorama musical canario de la última década.
Con su impecable voz, curtida a la sombra de prestigiosos profesores de canto, como Jorge Uribe (Madrid), Enedina Lloris (Valencia), Peter Harrison (Reino Unido), Helmut Lips (Barcelona), Isabel García Soto y Maria Orán (Santa Cruz de Tenerife), se ha hecho acreedora de importantes distinciones, tanto en el ámbito del folklore como en el de la lírica. Fue en 1994, y tras un largo periodo de aprendizaje, cuando realiza su primer papel importante en el ámbito operístico interpretando a Giannetta en L´elisir d´amore, de Donizetti, en el Teatro Guimerá.
Solista del grupo Fuerte Ventura, en su primer disco, El corazón se me abrió, canta junto a prestigiosas figuras internacionales, como Pablo Milanés, Caco Senante o Raúl Torres, dejando su impronta personal en la veterana Agrupación Folklórica Universitaria (AFU) de La Laguna, institución musical a la que perteneció desde sus inicios, mientras participaba como cantante invitada en numerosas grabaciones discográficas. Voces de mujer, en 2002 y Latinas, en 2003 son, probablemente, sus colaboraciones estelares más destacadas en este sentido. Asimismo, ha compartido escenario, entre otras, con figuras de la talla de Mercedes Sosa, Alberto Cortés, Caco Senante o Pablo Milanés.
Durante algunos años fue solista en espectáculos musicales, cinematográficos, teatrales y televisivos, así como en temas para campañas institucionales, como la conmemoración del Día de Canarias, representando a la Comunidad Canaria en manifestaciones artísticas celebradas en Polonia, Hungría, Francia, Italia, Alemania, Argentina y Brasil.
Su amplia formación musical ha propiciado que su voz se haya escuchado, en diferentes ocasiones, junto a las orquestas sinfónicas de Gran Canaria y Tenerife, la Orquesta Clásica de La Laguna, Los Sabandeños y Los Gofiones en recintos como el Teatro Guimerá, el Pérez Galdós, el Auditorio Alfredo Kraus, el Auditorio de CajaCanarias, etcétera. Ha impartido diversos cursos de canto promovidos por varias instituciones públicas en la provincia de Tenerife y ha sido profesora de la Escuela de Música de Candelaria y de la Escuela de Música Viva de Santa Cruz de Tenerife.